Adiós al San José

Barajas, Camacho y Rufo

Y sin más, sin decir adiós, cerró sus puertas el Café San José.

Por: JOAQUIN GUTIERREZ NIÑO.

Apenas en la víspera estuve ahí. Pero, salvo el local vacío y un tanto descuidado, nada presagiaba el fin del legendario café de Ayuntamiento.

El Café San José fue para mí una especie de graduación. Cuando realicé la reseña del homenaje a Silvestre Raso, el 15 de mayo siguiente a su deceso, mi maestro Adrián Ojeda, externó: “ya puedes pasar por tu licencia de locutor”.

Ahora, a raíz del avance del cierre, se han dado interesantes testimonios. Figuras del Cuadrante, desde diversos puntos del orbe, reaccionaron de esta manera –a través de Facebook:

“Qué triste noticia. ¡Me encantaban las banderillas!”, comentó Víctor Manuel Barrios Mata, en tanto que Miguel Angel “Mike” Castillo tuvo tres expresiones: “Qué lástima! Que café! y Qué foto!

El poeta Juan Cervera Sanchís, que por años fue asiduo, aludió a las obras de algunos compositores que ahí se reunían: “Qué pena más grande… ¡Cuántas almas amigas tuvimos ahí! Hay para un libro, un grueso libro con “la luna de octubre” en la portada y en la contraportada “México lindo y querido”.

Mario Flores, preguntó: ¿es el que estaba en Luis Moya? Conti González Báez, respondió: Luis Moya y Ayuntamiento.

“Cuando lo conocí no libraba para un café. Pero me trae muy gratos y grandes recuerdos”, evocó Gabriel Hernández Toledano.

“Allí empecé a oler radio en el 79 al ser alumno de Don Alejandro Rodríguez Morán, al salir o venir de la W era imprescindible entrar allí; de 15 años era una delicia ver a personajes como el Charro Avitia. En esta foto del incansable cronista de la radio Joaquín Gutiérrez Niño, allí tuve la suerte de conocer y escuchar a un sabio de la radio, Silvestre Raso”, apunta Heriberto Vázquez Muñoz, titular operativo de OEM / Radio.

“Me entero y me despedazo, y me entristece por entero”, escribió el cantautor y locutor José Luis Almada. Y detalla: “Mis mejores recuerdos de almuerzos bohemios, de chascarrillos, de José Antonio Michel o Alberto Cervantes. El cafecito y el saludo con Mario Ruíz Armengol, las entrevistas de Juan poeta Cervera. Las nuevas letras de Indalecio Ramírez, los guiones de Chuy Montiel… Las apariciones de personajes de la música, el boxeo, de la locución… Uuufff… Ciertamente hay para varios libros. Refugio de contertulios de Radiópolis en Ayuntamiento. Y a veces de los compañeros, cercanos entonces, de Radio Centro… El Lobo debe recordar algo. Adán Machado y cientos más. Aparte del Reportero Cor, o el amigo Montenegro… Qué pena, en verdad, qué pena. ((-Haré mi propio Café San José en mi memoria y en donde quiera que me plante-)).- Gracias, esquina de Ayuntamiento y Luis Moya.

Mientras que Rubén López Córdoba lo delinea en un renglón: “Era el café de los soñadores”, Juan Alfredo Villavicencio Mejía equipara: “Recuerdos inolvidables Cafe “La Esperanza”; sus dueños los Ponce Ponce y mi ex Alicia Ponce, y el Café San Jose”.

Fernando Swain apunta: “Haber compartido con Víctor Torres, uno de los hermanos cubanos (Armando, Teté) que se dedicó a la Cía. Infantil de Televicentro y como tenor cómico de Pepita Embil (madre de Plácido Domingo) en Joyas Líricas (Ortiz de Zárate, López Llera y el recientemente fallecido Ramón Valdiosera) en el programa de zarzuelas donde también aparecía Marilú (La muñequita que canta)…, en fin, cita de pléyades…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: