Fidel en México

dscn6997dscn7869
Contaba Víctor Cázares que alguna vez, al cubrir una cumbre entre los mandatarios de México y Cuba, recibió el encargo de llevar un saludo a Fidel Castro de parte de un tendero de la colonia Tabacalera.
Al cumplir el encargo, el periodista notó la emoción del comandante: “Dile que venga, como le dije cuando estuve en México”, solicitó a su vez el presidente del partido comunista cubano y jefe de Estado.
El tendero fio muchas veces la despensa al Che y a Fidel, quienes vivieron en Emparan, y finalmente dispensó el adeudo cuando los revolucionarios se despidieron del solidario tendero.
Donde nada quedaron a deber fue en el Café La Habana. Ahí, al contrario, el local debe a Fidel la leyenda de que ahí se planeó el asalto al cuartel Moncada. La leyenda…
En realidad, muchos otros fueron los cafés frecuentados por la mancuerna, principalmente alrededor de Juárez y Balderas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: