Llamados

La sangre llama, novela de la escritora M.Carmen Herfter, quien padece parálisis cerebral, es presentada hoy por la editora Gina Constantine. He aquí los comentarios que comparte con el selecto auditorio.

La sangre llama, cierto. Libros y personas afines, también. Por eso nos acercamos al interesante relato novelado que M. Carmen Herfter nos entrega en su más reciente obra publicada.

Breve y bueno, como tendrían que ser los libros de estos tiempos de prisas y mayores exigencias, al volumen le bastan cien páginas para presentarnos una historia de savia humana sabia; savia de substancia y de sabiduría.

Ambientada en un rincón agreste, que será decisivo para el desarrollo y desenlace del relato, la trama no deja de ofrecer grandes recursos para denotar los intereses sustanciales de la autora más que de la protagonista, que también es escritora: libros y arte, educación y servicio…

No se trata, evidentemente, de una novela autobiográfica, con todo y que quien narra es la protagonista, pero proyecta claramente el ser sensible que capta y refleja los móviles más profundos de la naturaleza… y de la naturaleza humana.

Apoyada en las estaciones del año y los años lectivos, la autora logra trasmitir la sensación del tiempo que vuela dejando su huella de regocijo y dolor. Apenas queda margen a la trascendencia, a recapacitar en las circunstancias y posibilidades de una existencia. Preguntas sin respuestas.

Con apariencia de tratarse de una historia lineal, hay recursos bien empleados que descartan los riesgos de monotonía. Además, la brevedad que salva detalles innecesarios sin detrimento de las descripciones esenciales, no permite que decaiga el interés.

Muy por lo contrario, aunque se trate finalmente de una historia de amor, o precisamente por eso, el entramado consigue atrapar al lector hasta agotar los breves e interesantes capítulos.

Amor a la vida y la naturaleza, a las mascotas, al quehacer comunitario, a los seres humanos que llenan una temprana soledad y al hijo que lo es todo: Federico.

He aquí una valiosa obra que aborda la maternidad desde una perspectiva conservadora y moderna a la vez, y que como la madre de todos los tiempos, goza y sufre con el hijo que le ha llegado de lo Alto y lo Alto determina circunstancias que entusiasman y estrujan.

Como editora de oficio (y no de esta obra en particular, pero de alguna próxima sí), no puedo dejar de señalar recurrentes fallas de corrección –de estilo y galeras. Pero finalmente son minucias que en nada empañan la muy recomendable novela corta de Herfter.

Como nueva amiga de Carmen, como seguidora de su arrojo y capacidad que se me antoja admirable, me congratulo por conocer de primera mano este  nuevo libro suyo, que saludo con el mayor de los entusiasmos.

Ojalá muchos sintamos el llamado de La sangre llama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: