Avilés y la vida

Este 31 de diciembre de 2015 se cumple el centenario natalicio del poeta Alejandro Avilés. Hace cinco años, para conmemorar su quinto aniversario luctuoso, realizamos una selección de fragmentos en los que define elementos sustanciales de la vida.

DEFINICIONES, de Alejandro Avilés

 

Cada ser es un mar,

cada vida un rumor lejano y solo.

 

 

Nunca se pierde

lo que se ama.

 

 

La calle es como un río,

un hondo, sosegado curso lento.

 

 

La muerte es no tener cerca un amigo

que diga con nosotros

la palabra que huye

violando un velo sordo.

Pero la muerte verdadera, amigos,

es no tener ya miedo bajo el polvo.

 

 

… vivimos hoy

la temerosa paz del mundo, madre

de toda tempestad, odio desnudo.

 

 

… en este mundo de sombras

no hay más cera que la que arde.

 

 

… la vida en el dolor se ahonda

y crece como el sueño que la lleva

a condenarse en siglos de amargura.

 

 

Escribir de la vida en una hoja

es levantar montículos de arena

sobre la móvil cimbra de la playa

que abaten las mareas.

 

 

… la vida es un planeta extraño

que surge de las ondas como el sueño

manando de sí mismo, y vuelve al sueño

del ser y se da cuenta de que sueña.

 

 

… todo repudio es un amor

frustrado en el instante de la sed.

 

 

… escribir es navegar muriendo…

 

 

Ver desecarse un lago

es como ver morir un gran amor.

 

 

La muerte y el placer forman un solo

abismo de esplendor y de locura.

 

 

…en el cauce del vivir, la arena

crece en la sed que no se sacia nunca.

 

 

… la sangre escribe

en el propio latido su sentencia:

lo que ha de suceder tiene gran fuerza.

 

 

Ser hijo o padre es ser uno en el mundo,

un dócil eslabón de redes áureas

para atrapar al tiempo hecho de humo.

 

 

… los hombres buscan

la transparencia y el sabor del agua

perdida la dulzura de la fuente.

 

 

El hombre es como el ave:

retorna al lugar de su inocencia.

 

 

Asómate a la luz que te acompaña

antes que el tiempo ciegue cada forma.

Antes que se oscurezca el aire límpido

de los seres que alumbran tu memoria.

 

 

Ay de tí si no sabes lo que quieres.

En la alta noche buscas

la razón de la luz y ahí te pierdes.

 

 

¡Cómo pesan los duros eslabones

al acercarse el último silencio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: