Muertos, vivos -y vivillos

-¿Por qué mi abuelo habla siempre de personas que ya murieron? –preguntó ayer CH.
La puntual observación de mi nieto, de casi ocho años de edad, podría responderla un especialista con el simple temor personal a la muerte. Pero yo digo: es una forma de mantenerlas vivas.
Es lamentable que todo acabe con la muerte; el legado de cada persona, o su recuerdo, deben permanecer en la comunidad a la que pertenecieron o, por lo menos, entre quienes dijeron amarlas.
Por lo demás, es un hecho que también hablo de los vivos –y de los vivillos. De unos y otros pongo de relieve sus características, valores y antivalores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: