Trabajador de sindicato, sin garantías

DSCN4362

Este mediodía de martes 22, el compositor Ismael Méndez acude a salas de Justicia en espera de constatar que en este país todavía impera la ley. No va en pos de disputar autoría de canción alguna, sino a defender sus  derechos como trabajador ¡de un sindicato! (El SIEMARM, de Televisa Radio).

Y ese es el colmo: una organización que lamentablemente ha devenido en membrete redituable como negocio particular a cuatro personas, que por su naturaleza debería defender derechos laborales, es la primera es regatear las garantías básicas a sus propios trabajadores.

Pero no es contrasentido único: Méndez lleva más de tres años esperando un fallo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que le reconozca sus derechos elementales, dado que -sobre diversas irregularidades en la relación laboral- fue despedido sin justificación ni cumplimiento de la normatividad.

Este anochecer de comienzo de semana lo encontré casualmente por la Avenida Juárez. Me habló, preocupado, de su cita para mañana y me mostró documentos que avalan su relación laboral: contrato donde figuran las firmas de dos secretarios generales (José Solórzano y Miguel Gutiérrez) y una constancia adicional de Solórzano, hoy dirigente de una federación obrera.

La preocupación no es para menos. El árbitro parece inclinarse a un “sindicato” al que no solamente le han liquidado a más de la mitad de sus agremiados sino que tampoco sabe ser patrón.

Hace más de un año, durante la comida septembrina de la Asociación Nacional de Locutores, compartí mesa con Méndez. Entonces me puso al tanto del viacrucis, y de las angustias por sobrevivir, de las que mucho entiendo, pero que en su caso son objetiva y absolutamente injustificadas.

Conocí al compositor tlaxcalteca en 1986, poco antes de que él ingresara a laborar al sindicato de empresa de Radiópolis. Me buscó porque deseaba rememorar a Félix Sordo y la demás gente de radio caída en los sismos del 85. Me convidó a la misa.

Supe entonces que Ismael llevaba la contabilidad de varios de mis compañeros en Radio Centro, y en la propia XEW, en cuyas inmediaciones estaba su despacho particular.

Discreto, comedido, siempre humano y dinámico, los colegas de una y otra empresa solamente han hallado en él a un tipo serio, honesto y muy trabajador.

Si por algo se ha caracterizado siempre es por reconocer el esfuerzo y la superación de los profesionales del gremio, como su erudito coterráneo Manuel de la Vega, cronista de Huamantla.

Ya contratado como contador del SIEMARM, Méndez Bautista jamás se limitó a las funciones administrativas. De trato amable y cordial, es bien recibido en todas partes, por lo que fungió además como virtual responsable de Relaciones Públcas.

Fue un hábil introductor del inadvertido sindicato de XEW a las altas cúpulas, tanto de la CTM como del Congreso del Trabajo, donde sólo tenían cabida los dos grandes sindicatos de la industria de radio y televisión… Y por eso extraña más se encuentre ahora bregando prácticamente sólo por su causa.

Durante mi prolongada ausencia de la capital, supe que Méndez seguía alternando su trabajo en el sindicato W con sus composiciones. Es autor de corridos, danzones y otras canciones; entre decenas de temas grabados, el llamado a mantener en alto el pundonor mexicano entre braceros, un bello canto a su tierra y un himno al papa.

Cabe resaltar que Méndez Bautista ha sido un enlace permanente de noveles autores e intérpretes en su afanosa búsqueda por grabar y dar a conocer sus materiales. Todo, como labor altruista. Porque así es él.

Cuando volví de Chiapas, lo hallé realizando nuevos homenajes a locutores en desgracia y apuntalando un novedoso concepto de radio por internet, que realizaban en sociedad su hijo Waldir y el ahora fallecido músico, director y arreglista Toño Flores.

Ismael Méndez es pues un hombre de bien, etiqueta que no tan fácilmente puede prenderse de las solapas sindicalistas, y menos por los rumbos de Tlalpan. Merece justicia, y a poner los ojos en su caso llamo a los antiguos compañeros comunicadores.

Joaquín Gutiérrez Niño, analista de radio.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: