Eclipse total de gol

 

   Confieso que, por primera vez en mi vida, clamé por la llegada del tan anunciado y esperado Mundial. Quise creer, desde lo más profundo de mi ingenuidad, que el mundo se detendría por un mes…

 

  Que el balonzote sería detenido unos segundos entre los pies de un hábil pateador que pensaría mejor antes de reemprender la jugada; que al término del campeonato habría otras reglas de juego… Pero me equivoqué, por completo.

   En el circo de varias pistas que la vida se ha convertido, por quién sabe qué intereses extrahumanos, el futbol sigue siendo tan solo un gran distractor con el que también ganan mucha lana –que otros ponen, claro. Nada más; ningún conjuro de ningún mal.

   Si debo sincerarme, tampoco esperaba milagros… No obstante, igual que muchos de quienes permanecemos por completo al margen de la fiesta futbolera, soñé al menos un gran paréntesis que permitiera pensar y hacer cosas distintas.

   Mientras la masa se entrega al frenesí de televisión, trago y tormento (gozo, intercalado), por todo lo que pone en juego ese espectacular negocio llamado futbol, el individuo que espera llegar a serlo puede elegir entre varias opciones.

   ¿Puede? ¡Podría! Las otras pistas del gran circo siguen funcionando: guerras que no admiten tregua; negocios que no pueden parar, que -al contrario- hallan en el futbol su mejor aliado para anestesiar a la sociedad mientras le extirpan todo, cerebro y conciencia incluidos.

   Ocurre así que el proceso en el que se ha sumido al país, avanza y acelera. Apenas comenzada la feria de goles, los otros. “El país sufre el día más violento del sexenio”, reza la nota que aporta una cifra ¿escalofriante?: 85 ejecutados. La más alta del sexenio.

   “FCH condena actos de barbarie”, dice el balazo periodístico. Por la radio, un comentarista se pregunta: ¿Cómo lo condena? Y él mismo responde: “Mediante un comunicado, claro”. Clarísimo.

   Así las cosas, ¿qué importa que el mundial saque a ras de cancha lo poco rescatable del fenómeno: cuánto habla una selección de su país y cuánto los resultados de las reglas de juego no escritas?

   Esa barbarie, como la del futbol, sigue. Ambas, incontenibles. Parecieran hijas de la misma simiente. O movidas por el mismo afán. (¿Lo son? ¿Lo están?). Se mezclan y suceden, se confunden; y permanecen vigentes, creciendo, aniquilando de una u otra forma.

   Acaso descansemos de las ráfagas de nota roja pero nada ni nadie nos salvará de las horas y horas de reseñas, comentarios, repeticiones y sesudos análisis de asuntos tan cruciales como los que se dilucidan entre botines de los divos del balompié.

   Lo peor: aunque no les prestemos la menor atención, los hechos aniquilantes seguirán. Insaciables.

   Ahora hablan de que el TLC se quedó obsoleto. Cuando todavía no le hallamos lo bueno a nuestro favor, cuando sólo ha servido para entregarle todo al amo que sigue del otro lado, muy orondo y enojado porque osamos ir a importunarlo con migajas de lo explotado a nuestros pueblos.

   Pero podría caerse al precipicio el balón completo y no seríamos capaces de advertirlo. Sumidos como estamos en el clímax del masoquismo futbolero, nada más puede acaparar el interés.

   Puede Andrés Manuel llamarle presidente a Calderón, o empezar por precisar que lo prioritario es impedir que el PRI regrese a Los Pinos… O sea, la alianza PAN-PRD puede ir adelante, hasta arriba. Y ni quién diga pío. El fut a toda su intensidad.

   Es más, antes que se pusiera en movimiento el esférico, antes incluso que se diera el banderazo a la famosa Iniciativa México, Televisa anotó golazo que nadie cantó: quedarse con la fibra de la CFE, o sea de Luz y Fuerza… Así son las cosas. De la patada

   ¿Y después? Dios dirá. Al fin que va a temblar y esto se va a acabar. Para cuando ello ocurra, ¿podría la FIFA tenernos listo otro mundial? Después de todo, un balón es capaz de eclipsarlo todo. ¡Todo!

(NOTICIAS/Chiapas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: