Aquéllos programas del corazón

Con La Consentida, en 1981, y su legendaria hora de “Adoloridos”, se detonó el boom de programas del corazón, cuya explosión resonaba hasta hace poco y abarcó aún a las difusoras juveniles. Aunque el siguiente recuento ya no es válido (el fenómeno ha ido desapareciendo), los datos pueden salir a cuentas por el “Día del amor”.

 

¿Cuándo y cómo se ligó la radio a los enamorados?*

Joaquín Gutiérrez Niño

   Desde sus orígenes más remotos la radio se ha relacionado con el amor y los amantes, a través de cuanta manifestación auditiva hubiera del sentimiento: ya con la música y la poesía, con las radionovelas y ahora hasta con los cada vez más -y más insoportables- programas del corazón.

   Y no podía esperarse menos. Tratándose de un medio íntimo y cálido, puesto que está dirigido al más emotivo de los sentidos: el oído, la radio estaba predestinada al amor.

   Así fue desde los lejanos tiempos del estudio de Agustín Lara, en XEW, pasando por la inolvidable Serenata XEB, las antiguas emisoras dedicadas al romance (XEQ, Radio Centro, Radio Eco y, cuando llegó la FM, Radio Joya), así como las intemporales dramatizaciones.

   Desde luego, las emisiones tipo consultorio sentimental, de las que actualmente se abusa, tendrían en la Doctora Corazón su antecedente más remoto e importante, pero no sería sino hasta “Los adoloridos”, de La Consentida, y poco después con “Platícale a Emi”, de Radio Centro con la sicóloga Amalia Ortega, ambas emisiones del comienzo de los ochenta, cuando realmente se detonó el boom de ese tipo de programas.

   Con diferente manejo y calidad, no solamente en la producción de las emisiones sino en la capacidad de sus responsables e incluso en la intención de sus realizadores, no hubo ni hay estación que no quisiera pellizcar algo del inmenso auditorio interesado en los asuntos del corazón.

   Con gran visión y sensibilidad, Amador Narcia percibió oportunamente el alcance del fenómeno y sugirió a la mismísima W, en tiempos de Virginia Sendel, casi al final de los mismos ochenta, que se adaptara el concepto de los adoloridos con su conductor original. Hubo un par de intentos con otras personas hasta que de algún modo “cuajó” con Martha Susana.

   Para entonces, en lo que sin duda fue su gran repunte y proyección, Héctor Martínez Serrano, en la propia XEW, ensayaba ya, con gran éxito, una especie de combinación de los dos programas de mayor aceptación en XEFAJ: “Las Mañanitas” (revista radiofónica) y “Los adoloridos”, de catarsis informal.

   De paso puede acotarse que, amén de su prestigio y versatilidad, Martínez Serrano contaba ya con la excelente popularidad que le acarreó tanto “La familia Teleguía” como el hecho de recuperar la legendaria “Hora del granjero”, que él llamó del ranchero, con música en vivo, y siempre mostró y demostró lo que escasos locutores: aptitud para evolucionar y trascender hasta llegar a lo que hoy es: un hábil moderador que reune en torno suyo a un excelente equipo de comentaristas en el que destacan Tomás Mojarro y Jacobo Morett.

   Siguiendo con los programas del corazón, fue tal el éxito de “Los adoloridos” que su continuador, Luis Loría, se cotizó en billete verde para ir a hacer algo parecido a la unión americana.

   En tanto, aquí en México, las cosas habían llegado a un punto en que hasta el desaparecido concepto W-FM, de música juvenil en inglés, tuvo su propio espacio de deshago sentimental. Otras señales juveniles, como D 99 que lanzó Friends Connection, continúan explotando el giro.

   En realidad, ni las difusoras más serias, en su momento, como la Red de la familia Serna, escaparon al fenómeno. Ahí surgió “En Confianza” con Mónica Ramírez, que luego continuaría Patricia Kelly con el siquiatra Ernesto Lamoglia, quien ya era colaborador de la emisora y de “Monitor”.

   Esta bien acoplada pareja profesional, por cierto, luego del éxito del ciclo denominado “Parejas disparejas”, de la serie “Algo diferente”, que estuvo al aire precisamente por estas fechas del amor y la amistad, hace once años, dio continuidad y permanencia al concepto, además de profesionalismo y rating,  hasta generar al menos una trilogía de emisiones que prevalecen al aire.

   Y es que, siguiendo su particular estilo de negociar, Radio Fórmula se llevó a los conductores, aunque el título se quedó en la Red, ya de la familia Aguirre, y luego sobrevino la ruptura de la mancuerna, pero cada cual por su lado continuó con emisiones semejantes y hasta simultáneas.

   De este modo, resulta divertido escuchar por un lado a un profesional muchas veces impaciente con sus técnicos pero que tiene el acierto de cuestionar acerca de las causas profundas de la soltería femenina y, por el otro, a una sensual señora que anima a su género a independizarse.

   Prevalecen también “Los adoloridos”, en versión Z, y se han multiplicado los programas de desahogo y albures, algunos cínicamente léperos, que ciertos microbuseros y camioneros se solazan en reproducir a todo volumen sin importarles la presencia de niños y/o señoras decentes.

   Desde luego, la radio capitalina contemporánea también ofrece señales que siguen fieles la línea de la “Música ligada a su recuerdo”, como La Nueva Amor, o el extraordinario caso de Romántica 13-80 que, en otro tiempo y bajo otras guías, retoma perfiles anteriores (Radio Eco y Dimensión 13-80) con “la música que guarda (o lleva) en su corazón”.

   Ahí sigue, pues, palpitante y eterna, una radio del corazón que se liga a jóvenes y viejos, a hombres y mujeres, acaso a la gente del tercer sexo; que lo mismo pide “Bésame”, que se declara “Tuya”.

*Texto escrito hace siete años, a mi regreso al DF y constatar que continuaba el fenómeno que -sin querer- me tocó detonar. Hoy en día han desaparecido espacios y estaciones ligados al amor (caso más reciente: el concepto Bésame, apenas esta semana). En los más de los casos devinieron en bromas y banalización de la información, que es lo de hoy en la radio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: